Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Deja un comentario


padre-e-hijo2

1 Timoteo 4:7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;

1 Timoteo 4:8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

La palabra piedad es muy interesante, es la griega eusebeia, que se caracteriza por una actitud en pos de Dios, hacer aquello que le es agradable a él. Podemos decir que es “Devoción a Dios”. Los griegos la reconocen como la más grande de las virtudes. Significa el Respeto a Dios, pero un respeto activo realizando aquello que Dios le agrada. Además se expresa en relación a la lealtad que uno debe tener a Dios.

Esta palabra no es común en la escritura y siempre cuando aparece es para referirse a: una actitud justa hacia Dios, la actitud de temor (respeto), reverencia, adoración y obediencia.

En la carta a Timoteo, Pablo exhorta a ejercitarnos, es decir: entrenarnos a nosotros mismos en la piedad, en esta relación verdadera que debemos tener frente a Dios.

¿Por qué debemos entrenarnos en la piedad?

Efesios 4:11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

Efesios 4:12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

Efesios 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

Efesios 4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

Efesios 4:15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

Efesios 4:16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

Efesios 4:17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

Efesios 4:18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;

Efesios 4:19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

Efesios 4:20 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo,

Efesios 4:21 si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.

Efesios 4:22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

Efesios 4:23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,

Efesios 4:24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Efesios 4:25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

Efesios 4:26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,

Efesios 4:27 ni deis lugar al diablo.

Efesios 4:28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.

Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

Efesios 4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

Efesios 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Es muy necesario por tanto ejercitarnos en esta relación (piedad) personal con Dios. Es la única manera de comenzar a despojarnos del viejo hombre que está viciado conforme a los deseos engañosos. Debemos perfeccionarnos en nuestro conocimiento de Dios, para no ser como niños que nos lleven de un lugar a otro por cualquier doctrina; debemos crecer y no tener el entendimiento entenebrecido, despojándonos del viejo hombre y vestíos del nuevo.

Pero en este ejercicio debemos superar obstáculos. Algunos son por nuestra propia naturaleza, nuestras creencias y el cómo somos, pero otros son por efectos de nuestro entorno. En la medida que avancemos, nuestros músculos espirituales serán ejercitados y comenzaremos a vivir la vida que Dios nos tiene prometida. Veamos algunos ejemplos:

Este es un clásico y si no estamos atentos podemos caer en: Tentación y lazo

1 Timoteo 6:6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;

1 Timoteo 6:7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.

1 Timoteo 6:8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

1 Timoteo 6:9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;

1 Timoteo 6:10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

1 Timoteo 6:11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

La palabra es muy clara en este contexto, leamos:

Mateo 6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Mateo 6:22 La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;

Mateo 6:23 pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?

Mateo 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Mateo 6:25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Mateo 6:26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Mateo 6:27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

Mateo 6:28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

Mateo 6:29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

Mateo 6:30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

Mateo 6:31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

Mateo 6:32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Mateo 6:34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Este es otro clásico: Temor

Job 3:25 Porque el temor que me espantaba me ha venido,

Y me ha acontecido lo que yo temía.

Job 3:26 No he tenido paz, no me aseguré, ni estuve reposado;

No obstante, me vino turbación.

Por su parte, el consejo de Dios:

Romanos 8:15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

Isaías 8:12 No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración; ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo.

En este se cae muchas veces e incluso uno no se da cuenta: Pereza

Eclesiastés 10:18 Por la pereza se cae la techumbre, y por la flojedad de las manos se llueve la casa.

Proverbios 13:4 El alma del perezoso desea, y nada alcanza;

Mas el alma de los diligentes será prosperada.

El consejo de Dios.

2 Timoteo 2:1 Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

Josué 1:5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Josué 1:6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

Josué 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

En el mundo tendremos muchas Aflicciones, pero de todas ellas nos librará Dios.

Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Salmos 34:19 Muchas son las aflicciones del justo,

Pero de todas ellas le librará Jehová.

Consejos Finales

Romanos 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Romanos 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Romanos 8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

Romanos 8:34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Romanos 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

Romanos 8:36 Como está escrito:

Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;

Somos contados como ovejas de matadero.

Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Romanos 8:38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

Romanos 8:39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Este es muy importante, podemos decir que en el corazón es donde debemos colocar nuestro foco. Sacar lo malo de él y obtener de Dios lo bueno.

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;

Porque de él mana la vida.

Que es lo que hay en el corazón y que es preciso sacar:

Gálatas 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

Gálatas 5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

Gálatas 5:18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

Gálatas 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

Gálatas 5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

Gálatas 5:21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Gálatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

Gálatas 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Gálatas 5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

Gálatas 5:25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

Gálatas 5:26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.

Amén y amén.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores