Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

¡Debo ser paciente!

3 comentarios


paciencia

Paciencia… paciencia, es una palabra que hemos escuchado muchas veces y que nos ocasiona sentimientos encontrados. Por un lado, hay personas que son poco pacientes y dicen frases como “No tengo paciencia para escuchar”, “Quiero eso ahora!”. Y por otro lado, hay personas que son muy, pero muy pacientes y que dicha paciencia se transforma en no hacer nada, que el mundo pase por arriba sin mover un solo dedo. Este último punto hay que considerar, que paciencia por sí misma es una virtud que todos debemos practicar, pero es preciso evitar que dicha práctica se desvirtue, es decir, que nos convirtamos en pasivos sin hacer ningún movimiento.

Según algunos diccionarios definen paciencia como: “actitud que lleva al ser humano a poder soportar contratiempos y dificultades.”

¿Actitud? Según el diccionario puede definirse como: “predisposición aprendida a responder de un modo consistente a un objeto”

Es decir, podemos definir paciencia como:

“Forma aprendida de responder frente a situaciones que nos afectan negativamente”

Es interesante conocer que la raíz de paciencia, de origen latino, es “pati” que significa sufrir. De hecho el participio “patiens” se derivó al español como paciente en lo hospitales, es decir, el que sufre.

Gálatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

Gálatas 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

La palabra griega utilizada aquí como paciencia es makrodsumía y significa “soporte”, “aguante”. Y ojo con esto: es un fruto del espíritu.

Nuestro espíritu posee el soporte, el aguante, para enfrentar y superar los sufrimientos de este mundo. Y como habíamos dicho, paciencia es un fruto del espíritu, es una cualidad que debemos entrenar, utilizarla día a día, para responder adecuadamente a las aflicciones del mundo.

Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis aflicción, pero confiad, Yo he vencido al mundo.

Paciencia, como se ha dicho, implica aprender conductas que sean útiles para enfrentar con éxito las vicisitudes del mundo. Personas que no tienen paciencia deben entrenarse para alcanzarla. Así mismo las personas que tienen paciencia, pero las inmoviliza, deben aprender que paciencia no significa esperar y no hacer nada hasta que todo cambie, sino que como dice la escritura:

Josué 1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Muchas veces nos toca esperar en una fila de un banco, otras veces esperar alguna respuesta o que alguien realice una acción para que yo pueda continuar con la siguiente. Todas estas situaciones nos obligan a tener paciencia. Miremos la paciencia que tiene Dios a favor nuestro:

Romanos 3:21 Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas;

Romanos 3:22 la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,

Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

Romanos 3:24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,

Romanos 3:25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,

Romanos 3:26 con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.

Dios tuvo paciencia con nosotros. Nos comportábamos contrariamente a su voluntad. Pero Dios nos envió a su hijo amado, para que en su tiempo nos limpiara de los pecados pasados. Nosotros debemos actuar de la misma manera.

Efesios 4:1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,

Efesios 4:2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,

Colosenses 3:12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;

Colosenses 3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Colosenses 3:14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

El tiempo resulta a veces eterno, en el sentido que nos gustaría obtener aquello que nuestro corazón desea hoy y no mañana. Si oramos a Dios, muchas veces no obtenemos lo deseado de manera inmediata. Debemos recordar que Dios, es Dios y es todopoderoso y que su tiempo no es el nuestro. Si hacemos su voluntad estamos seguro que él escucha y que tendremos respuesta a nuestra petición; pero como dice la escritura:

Eclesiastés 3:1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Cuando una ora, Dios pide que sea sin cesar hasta obtener lo deseado según su voluntad. Para lograr aquello nosotros siempre deberemos perseverar, una y otra vez y todo esto con paciencia.

Cuando Dios le prometió a Abraham que tendría descendencia de Sara, su mujer que era estéril, él [Abraham] debió fortalecerse, perseverar y tener paciencia, porque lo que recibió de parte de Dios no se concretó sino pasados varios años.

Hebreos 6:11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza,

Hebreos 6:12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Hebreos 6:13 Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,

Hebreos 6:14 diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.

Hebreos 6:15 Y habiendo esperado con paciencia [Abraham], alcanzó la promesa.

No olvidemos que con fe y paciencia obtendremos las promesas otorgadas por Dios.

Hebreos 10:35 No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón;

Hebreos 10:36 porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

Hoy más que nunca debemos ser paciente. Este mundo todo se traduce en el hoy, pero nosotros no debemos amoldarnos al mundo, sino que con paciencia aguardamos la venida del Señor Jesús.

Santiago 5:7 Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.

Santiago 5:8 Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.

Para finalizar pido en oración el siguiente versículo por ti.

2 Tesalonicenses 3:5 Y el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo.

Amén y amén.

About these ads

3 pensamientos en “¡Debo ser paciente!

  1. gracias por este block, me ayuda bastante en lo personal ya que tengo unos privilegios en mi grupo, iglesia y considero que todo lo que uno quiere es tener las citas biblicas de como respaldar la palabra de Dios, gracias a ustedes que hacen lo posible por subir paginas que edifican nuestro corazon, y ayudan a que cultivemos la paciencia en nuestro corazon, como dice en la biblia que oremos sin cesar, pidamos sin cansancio, y que Dios suplira todo lo que os falte conforme sus riquesas de gloria en gloria en Cristo Jesus Señor nuestro, DIOS LES BENDIGA Y sigan adelante con esta obra que Dios nos encomendo ID a las naciones y predicad el evangelio.

  2. Muchas gracias por tus palabras, estamos para servir.

    Muchas bendiciones.

  3. Es bastante complicado tener paciencia , pero como dice la Biblia todo tiene su tiempo hay que saber esperar , y lograr estar en Paz con nuestras propósitos siempre se puede, solo es cuestión de Tiempo. Dios siempre escucha y se inclina a la Tierra para saber que es lo que nos sucede y siempre está con nosotros.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 55 seguidores